Reto

Banco Sabadell fue fundado hace 130 años por un grupo de empresarios para ayudar a las empresas textiles de su zona en su expansión internacional. En 2001 debutó en Bolsa y en 2009, en pleno desplome de la reputación del sector bancario como consecuencia de la crisis económica que desembocó en el rescate de algunas entidades, el Sabadell decidió ampliar su negocio a particulares. El principal objetivo era ambicioso: construir un posicionamiento atractivo para un público para quienes el banco era un gran desconocido: los clientes particulares. Pasando de ser un banco regional a un banco nacional con percepción de líder.

Inspiración

Nuestro primer anuncio de televisión para el banco era en color. En aquella misma campaña, gráfica y exterior eran extractos de una entrevista a Pep Guardiola sobre fotografías en blanco y negro, serias y sobrias. Los resultados del post-test hablaban de dos bancos. Uno, el de la televisión, amable, empático; y otro, el del exterior, prepotente y elitista. Hoy es fácil entender el camino elegido, pero en aquel momento fue muy valiente por parte de los responsables del banco confiar en la intuición que nos decía que en el contenido y en la seriedad encontraríamos el banco profesional y solvente que queríamos construir. Un banco diferente.

Idea

Hicimos una clara apuesta por la creación de contenidos interesantes y relevantes para nuestro nuevo target: los particulares. Así nacieron las conversaciones. Conversaciones en blanco y negro. Conversaciones de celebrities y personalidades relevantes sobre el futuro, sobre el cambio, sobre las relaciones. Conversaciones en forma de entrevistas, de debates, de chats de Whatsapp, para construir la percepción de un banco merecedor de confianza, experto y profesional, pero también humano, que impulsa las relaciones a largo plazo. La puesta escena, su cuidado extremo, y, sobre todo, el uso del blanco y negro, nos diferenciaban, generando la deseada percepción de banco diferente, serio, riguroso, premium.

Impacto

Diez años después, Banco Sabadell es una marca consolidada, con una identidad y personalidad propias claramente diferenciadas de la competencia. Una entidad que llegó a liderar la notoriedad publicitaria sin estar en el top 5 de inversión en medios. Sin historias guionizadas, sin ofertas de rentabilidad agresivas, sin bajar al detalle de los productos financieros, Banco Sabadell ha consolidado un tono único y una estética audiovisual específica que logra que toda comunicación que lance se atribuya de forma inmediata a su marca. Entre 2010 y 2020 registró un crecimiento del 200% en clientes particulares y un incremento del valor de la marca de 160M€.

Please provide your contact information to continue. Detailed information on the processing of your personal data can be found in our Privacy Policy. (in particular the "How Do We Use It?" Section).